...

sábado, 9 de enero de 2016

Mujeres, Reinados de Belleza y Minas Antipersona



Hace un par de años y documentándome para mi novela Entre el valle y las sombras, leía un informe de LA ONU sobre las personas heridas por las minas terrestres de fabricación artesanal; comúnmente llamadas, minas antipersonales, pude darme cuenta que Colombia, junto con Afganistán y Camboya, se encuentran entre los países más "contaminados" del mundo por la presencia de minas antipersonal, y Colombia es el único del continente americano en el que aún se colocan esos artefactos explosivos. Una realidad amarga de la que son víctimas una cifra considerable de mujeres en el mundo y en nuestro país, estos horribles artefactos, se cobran la vida y los sueños de miles de personas al año. Al leer dicho informe, recordé un debatido reinado realizado hace seis años. He aquí la historia:

En el año 2008, se celebró en Angola un controvertido reinado de belleza, el Miss Landmine Angola 2007. Un proyecto ideado por el artista noruego Morten Traavik y financiado por el gobierno angoleño y la Unión Europea, en el que a través de la web www.miss-landmine.org los internautas podían votar a la ganadora. El premio: una prótesis. El casting fue dirigido durante ocho meses por el propio Morten Traavik a través de ONGs que trabajaban en la zona con víctimas de las minas. Según Traavik, "todas las mujeres se mostraron encantadas en participar. Ninguna rechazó la propuesta". Una idea no exenta de polémica. Entidades internacionales no gubernamentales criticaron el concurso tachándolo de inmoral. A Traavik esas acusaciones no le impidieron seguir con su proyecto. Según el propio artista, el concepto del reinado fue malinterpretado por las ONGs de la zona puesto que entre los objetivos principales del concurso se encontraba "promover cánones de belleza distintos y, sobre todo, ayudar a cambiar el concepto de 'víctima' por el de superviviente".

Al año siguiente se celebró en Camboya el mismo certamen. Cuando se llegó el momento de celebrar el segundo reinado, el gobierno de Camboya sorprendió al prohibir la celebración del mismo. Tras conocer la decisión del Gobierno, Traavik dijo a la prensa a su salida del Ministerio de Asuntos Sociales, en Phnom Penh que se sentía decepcionado y que la polémica que había originado era el resultado de una mala interpretación del objetivo del certamen, que precisó: "es aumentar la concientización sobre los peligros de las minas".

La idea del reinado no era la belleza física. La idea era resaltar la verdadera belleza y la valentía de las mujeres al exponer algo tan íntimo para ellas en pro de una campaña con un enorme significado y hacer énfasis en un mal que ha diezmado generaciones de gente del campo. Las víctimas de las minas antipersona son una realidad cruel y cruda que no podemos barrer debajo de la alfombra y que tienen que estar muy presentes en cualquier proceso de paz. Tanto la reparación a las víctimas como el desminado completo de las zonas contaminadas.

¿Es un ultraje al honor y prestigio de las personas con discapacidad, y en especial de las mujeres? ¿Es una forma de concientizar al mundo sobre el empleo de las minas antipersonales? Espero sus opiniones…


Los quiero muchísimo

Isabel Acuña

3 comentarios:

  1. Creo que se manipulan más los certamenes de belleza, pero como no incomoda a nadie, no pasa nada, no remueve conciencias, no queremos delante nuestro la cruda realidad, pero las otras realidades también existen,

    ResponderEliminar
  2. Creo que se manipulan más los certamenes de belleza, pero como no incomoda a nadie, no pasa nada, no remueve conciencias, no queremos delante nuestro la cruda realidad, pero las otras realidades también existen,

    ResponderEliminar
  3. Laura ,
    Dirijo la Campaña Colombiana Contra Minas y entiendo esto como una herramienta de sensibilización siempre que el tratamiento, la difusión sean hechas de manera adecuada. Nosotros pensamos en promoverlo pero requiere trabajar el tema de manera responsable, involucrando a los sobrevivientes en cada etapa del proceso haciendo que sean sujetos y no sólo actores del proceso
    Si deseas nos juntamos para ello.
    Puedes escribirme a mi correo alvaro@colombiasinminas.org

    ResponderEliminar